¡Se acerca el verano! Implementa estos tips para ahorrar en tu factura de electricidad

La temporada de veranito está sobre nosotros, lo que solo puede significar una cosa: tu factura de electricidad está a punto de dispararse. Ya sea que estés usando el aire acondicionado las 24 horas del día o que pases más tiempo en casa, puede significar que el importe de tu factura eléctrica se eleve con respecto a otros meses. Afortunadamente, hay varios pasos simples que puedes implementar en casa para reducir el costo de tu factura de electricidad. Desde cortinas opacas hasta regletas inteligentes y otros tips más. 

1. Cuelga cortinas opacas. Si aún no conoces el poder de las cortinas opacas, ¡ahora es el momento! Compuestas de materiales más gruesos que las cortinas o estores tradicionales, las telas opacas están diseñadas para bloquear la luz solar, por lo que colgarlas en tu ventana puede ayudar a mantener tu hogar fresco contra el calor del sol de verano y, como resultado, reducir la necesidad de ejecutar el  A / C sin parar. Se que puedes pensar que el resultado es el mismo que el de las persianas, pero no. Darán una sensación más agradable, que sentir que tienes todas las persianas abajo. So estás pensando en reformar puedes o bien incluir estores o cortinas con motor, e incluso programar según la incidencia del sol.   

2. Cambia a bombillas LED. Nos guste o no, esas bombillas incandescentes baratas que compras en el supermercado te están costando mucho más dinero a largo plazo. Las bombillas de bajo consumo, como los diodos emisores de luz (LED), usan hasta un 80 por ciento menos de energía que las incandescentes, por lo que cambiar a bombillas LED en el hogar reducirá rápidamente su factura de electricidad, créeme, lo vas a notar más rápido de lo que esperas. Si estás pensando en reformar, puedes eliminar cuantos puntos quieras, ten en cuenta que con las bombillas LED puedes tener la intensidad y tonalidad que desees. 

3. Reemplaza tu filtro de A / C. Si no estás reemplazando el filtro en tu unidad de aire acondicionado regularmente, lo estás haciendo mal. La función de un filtro de aire es atrapar los desechos en el aire para que no circule por toda tu casa, y si se ensucia demasiado, todo el aire acondicionado tiene que trabajar más y usar más energía. Reemplaza el filtro en la máquina de aire acondicionado al menos una vez al año para asegurarte de que funciona sin problemas y sin aumentar la factura de electricidad. 

4. Usa regletas inteligentes para cargar ciertos dispositivos electrónicos. ¿Sabía que algunos dispositivos electrónicos, especialmente los que tienen controles remotos como impresoras y televisores de plasma, nunca se apagan? Simplemente se quedan en modo de espera (y aumentan tu factura de energía) cuando no están en uso. Buenas noticias: las tomas de corriente inteligentes están diseñadas para cortar la corriente eléctrica cuando los dispositivos entran en modo de espera, por lo que usarlos para cargar ciertos dispositivos electrónicos en el hogar ahorrará energía y dinero.

5. Invierte en un termostato programable. Un termostato programable es un dispositivo con muchos esplendores. No solo te permite programar la temperatura del hogar de acuerdo con la hora del día sin ajustarla manualmente, sino que puedes optar por configurar el termostato a niveles más rentables cuando no estás en casa o durmiendo. Mi casa no lo tenía y hoy en día, no podría vivir sin él. Es útil también si tienes niños, a veces los adultos estamos más o menos abrigados y no nos percatamos de si el ambiente es agradable o no para el resto de la familia, sobre todo cuando no se pueden expresar. Algunas expertos recomiendan ponerlo en la habitación más fría o más cálida, por ende, si puedes moverlo, mucho mejor. Intenta mantenerlo alejado de fuentes de calor o frío para que así la lectura sea más real.   

6. Sella las fugas en puertas, ventanas, chimeneas. Una pequeña grieta o filtración en la ventana puede generar mucho dinero durante la temporada de clima cálido o frío. 

7. Cambia la temperatura de tu refrigerador y congelador. Puede parecer una tontería, pero incluso el más mínimo ajuste a la temperatura de su refrigerador y congelador puede ahorrarte mucho dinero, con el tiempo. Si mantienes las temperaturas de tu refrigerador y congelador por debajo de lo necesario, terminarás aumentando el consumo de energía y así tu factura. En su lugar, configura tu refrigerador a 3 grados C y su congelador a no menos de -18 grados, o la configuración "más fría", no "más fría", para mantener sus alimentos frescos o congelados sin gastar demasiado. 

8. Compra luces inteligentes. ¡Son lo máximo! Las bombillas WiFi te permiten encender y apagar las luces desde otra habitación, u otro lugar, así evitarás cargos innecesarios en tu factura de electricidad.