Has limpiado el fregadero pero ¿Cómo mantener limpio el sumidero?

Las esporas de moho y hongos están prácticamente en todas partes, pero crecen solo cuando las condiciones son favorables, y el desagüe de tu fregadero puede ser uno de sus sitios favoritos para instalarse. Es verdad, no puedes ver el interior del drenaje, pero puedes reconocer la presencia de moho por el olor a humedad, el resultado podría ser problemas respiratorios y reacciones alérgicas. Eliminar el moho de los desagües no es difícil y puedes mantenerlo a raya. 

1. Remueve todas las piezas diseñadas como quita y pon y limpia con detergente cuidadosamente (me gusta mucho el Ajax en polvo para realizar esta tarea)


2. Usa productos naturales. Es posible que no tengas el tiempo ni los conocimientos para desarmar el sistema de drenaje, así que usar productos químicos para limpiar el drenaje es una buena opción. El vinagre y el bicarbonato de sodio se combinan para hacer un potente limpiador de drenaje de espuma que desinfecta y desodoriza al mismo tiempo. Vierte 1/2 taza de bicarbonato de sodio en el drenaje y a continuación 1/2 taza de vinagre blanco, luego cubre el drenaje durante unos 10 minutos para retener la espuma en la tubería. Enjuaga con un litro de agua caliente a la que debes agregar 1/2 taza de sal. IMPORTANTE, usa agua caliente del grifo, no hirviendo.


3. Mantenimiento. Trata regularmente el drenaje con un la mezcla de vinagre y bicarbonato de sodio para mantenerlo limpio; reduce las porciones de cada ingrediente a la mitad, simplemente rocíalo en el desagüe, déjalo por una o dos horas y enjuaga con agua caliente. 


4. En caso de que tengas un triturador de residuos, tira uno do dos limones picados una o dos veces por semana.