¿Estás pensando en reformar o añadir un vestidor a tu casa? Estos son algunos tips que nos gusta implementar cuando diseñamos este espacio.

¿Estás pensando en reformar tu armario? Estos son algunos tips que nos gusta implementar cuando diseñamos este espacio. ¡Escoge el que mejor se adapte a tus necesidades, y vamos a ponernos manos a la obra!

La idea de un armario sin desorden puede parecer imposible, pero un armario bien organizado está completamente al alcance de tu mano, como siempre digo, muchas veces el desorden es producto de falta de espacio o una mala planificación del mismo. 

La primera recomendación que te hacemos, funciona tanto con los armarios, como con el resto de la casa, quédate sólo con lo que usas, lo que te encanta, lo que es funcional y está en buen estado. Haz limpieza de todo lo que te estorbe, no uses o ya no te guste. 

 Muchas veces la gente trata a este espacio como un lugar meramente de almacenaje, pero es un espacio fundamental y te recomendamos que hagas de él, un lugar feliz. Si quieres empezar a vestir mejor, a disfrutar de tu ropa y accesorios, usar esas prendas que se quedan en el fondo del armario porque nunca las ves o siquiera tienes acceso a ellas, si quieres mejorar tu aspecto, comienza por darle vida a tu armario. Ten en cuenta que los accesorios y joyería son elementos importantes, dales un espacio en el que puedas disfrutar de ellos . Trata este lugar como uno más de la casa, si no tienes sitio para poner una vela, algún elemento decorativo, usa las paredes, pon un cuadro, un tablero dónde colgar ideas para vestirte, potencia con papel pintado o simplemente incorpora una alfombra o taburete. 

Uno de los accesorios que necesitan de una planificación especial, son los zapatos. Un zapatero o una pared zapatera, no sólo te ayudará a optimizar del espacio de almacenaje de tu closet, sino que los mantendrás a la vista. Existen también baldas ajustables o inclinadas que te permitirán sacarle partido al espacio. Otro lugar ideal es ese pequeño margen que queda entre la ropa colgada y una balda o suelo.

Contempla un lugar para dejar tu ropa arreglada para el día siguiente. 

Hay unos accesorios de almacenaje que son ideales para bolsos. Los tendrás también a la vista y ordenados. Si incorporas separadores u organizadores transparentes, no interferirán con la visión de tu inventario. Si tienes bolsos de alta gama o de piel, puedes utilizar puertas acristaladas. Puedes disponer de un espacio para guardar los bolsos que usarás a corto plazo y guardar en un espacio superior aquellos que usarás más a futuro. Si dispones de elementos pequeños, puedes incluirlos en tu pared zapatera. 

Agrega ganchos o colgadores a tus paredes. ¿El resultado? Una pared de galería para tus suéteres o joyas.

Es muy importante que exista muy buena iluminación en este espacio. Debes poder diferenciar un azul de un negro, o apreciar una transparencia no deseada, si la existe. La iluminación LED puede ayudarte, es importante que la tonalidad que elijas sea neutra y la potencia vaya acorde al tamaño del espacio. Puedes además, incluir iluminación puntual para darle importancia a aquello que realmente te guste. No dispongas sólo de downlights aéreos,  necesitas iluminar diferentes ángulos, trabaja una iluminación primaria y luego otros elementos más decorativos o iluminación secundaria. 

Es importante que tu armario sea visible. 

Obtén espacio de almacenamiento adicional instalando un estante alto para artículos de temporada o de uso poco frecuente.  También puede servirte para ir alternando las prendas de ropa u accesorios. 

Los cajones en un armario o vestidor son un lujo, si los tienes, sácales partido, agrega separadores u organizadores para mantener cada cosa en su lugar. Es una forma rentable de organizar, y puedes usarlos para crear un espacio para todo: gafas de sol, prendas íntimas, bufandas, tecnología, relojes, gemelos, ropa interior, etc. 

¡Divide y vencerás! La creación de zonas específicas para cada tipo de elemento hace que sea más fácil guardar las cosas, y cuanto más fácil sea, es más probable que coloques las cosas donde pertenecen y se mantenga todo organizado. También puedes agregar cestas de almacenamiento donde tengan sentido. Ten siempre en cuenta una previsión para prendas largas, prendas medianas, prendas cortas, pantalones, zapatos, accesorios. Otro criterio que puedes utilizar, es ropa de casa, ropa de oficina, ropa de viaje, ropa de fiesta. Lo mejor será hacer un estudio según tu estilo de vida. 

Como te decíamos al principio, una silla o taburete puede serte de mucha utilidad, sabemos que no siempre el espacio lo permite, pero quizás puedas incluirla en la habitación cerca del ropero. Es cuestión de decidir en función de las dimensiones y configuración del espacio, cual es el mejor sitio para cada cosa. 

Si tienes muchísimas prendas y poco espacio, los contenedores, aunque no resulten tan bonitos pueden resultar de mucha ayuda. ¡Pruébalo! Ahorrarás muchísimo tiempo. La mejor manera de maximizar su efectividad es colocar imágenes de lo que hay dentro de ellas en el frente. Puede sonar tedioso, pero si se hace con una Polaroid (como lo hace Jessica Alba en su propio armario)  hará que tu vida sea infinitamente más organizada. ¿No hay suficiente espacio en el armario? ¿Qué tal bajo la cama?

Los armarios de celebridades a menudo se ven como boutiques, y por una buena razón: los diseñadores de armarios se inspiran en las tiendas para que asocies tu armario con ir de compras. "Un truco visual de merchandising que aprendí hace mucho tiempo es simplemente organizar por tipo de ropa, de izquierda a derecha, de claro a oscuro". ¿La clave para conseguir el look perfecto? Asegúrate de que todo está en las mismas perchas monótonas para que la ropa sea visible, no la percha. Deshazte de todas esas versiones de alambre y plástico que sólo aportan desorden. Si tiendes a usar ciertas piezas juntas, cuélgalas juntas en el armario, de esa manera no tendrás que buscar la otra mitad de su atuendo. ¿Y esas perchas hinchadas que parecen pertenecer al armario de tu abuela? No hay necesidad de comprar esas perchas voluminosas forradas de seda para suéteres. Una forma sencilla de colgar suéteres sin estirar los hombros es usar perchas con moldes para hombros. Sólo cuelga suéteres gruesos, en lugar de los de calibre fino que podrían estirarse. Los suéteres más delgados se pueden doblar y apilar en estantes, o se pueden guardar en cajones. 

No tengas miedo a replantear el espacio, podrías sacar espacio para un armario fantástico de dónde menos lo imaginas. Atrévete a hacer de tu armario o walking closet un sitio divertido, no te arrepentirás.