¿Necesitas limpiar tu lavadora? Límpiala con vinagre blanco y bicarbonato.

17.04.2020

Con el tiempo, las lavadoras se ensucian: la espuma del jabón se acumula, dejando como resultado una lavadora que necesita una renovación. Aprender a limpiar tu lavadora, la mantendrás a raya de malos olores, moho y mugre. 


¿Qué necesitas?

Vinagre Blanco

Bicarbonato

Botella rociadora vacía

Paño de microfibra

Cepillo de dientes


Agrega vinagre blanco a una botella de spray y rocía el interior del tambor. Limpia a su alrededor con un paño de microfibra, sin dejar ninguna superficie intacta. (El vinagre blanco es uno de los mejores productos de limpieza de la naturaleza: corta la acumulación residuos e incluso la grasa sin esfuerzo).  A continuación, las juntas de goma (los sellos alrededor de la puerta). A medida que los limpies, probablemente encontrarás escoria, moho e incluso cabello. ¡Límpialo todo!  Mide dos tazas de vinagre blanco destilado y viértelo directamente en el dispensador de detergente de tu lavadora. Configura la lavadora para que funcione en su ciclo más largo a la temperatura más alta. Espolvorea media taza de bicarbonato de sodio directamente en el tambor de la lavadora y ejecútalo en la misma configuración (más alta y más caliente).  Rocía el vinagre sobre un paño de microfibra y limpia el exterior y el interior de la puerta hasta que brille. Ejecútalo a lo largo de todo el frente de la máquina, asegurándote de no olvidar la perilla y/o botones del panel de control. Deja la puerta abierta para que el aire entre y seque la máquina. 


¡Disfruta!