¿QUÉ HACER DESPUÉS DE UNA NEVADA?

13.01.2021

Estas son algunas de esos consejos ofrecidos por profesionales de los distintos sectores:

Retirar la nieve de los balcones

La Guardia Civil y los aparejadores recomiendan, cuando deje de nevar, quitar la nieve acumulada en los balcones antes de que se convierta en hielo por las noches con la bajada de la temperatura.

Además, advierten que algunos balcones o terrazas, según el diseño de su arquitectura, podrían tener problemas para soportar tanto peso.

No obstante, según el Código Técnico de Edificación la sobrecarga de nieve para zonas por debajo de 1.000 metros es de 100 kg/m2; tendría que haber más de 80 centímetros de nieve «para empezar a preocuparse».

Tened siempre precaución con un resbalón, la seguridad que brinda la altura de las barandillas se verá comprometida. Igualmente, os recomendamos consultar con la comunidad de vecinos sobre la mejor manera de retirarla y reubicarla.  

Piscinas portátiles y aparatos de aire acondicionado

El Consejo General de la Arquitectura Técnica de España también advierte del riesgo de las piscinas portátiles colocadas en terrazas, porque pueden suponer grandes cargas en estas infraestructuras.

Se aconseja limpiar de nieve las cornisas, voladizos y aparatos anclados a la fachada (aparatos de aire acondicionado) para garantizar la seguridad de las personas y se recomienda recurrir a profesionales cualificados para comprobar y evaluar el estado real de las edificaciones.

Quitar nieve de los coches y abrir caminos

Los expertos también recuerdan la conveniencia de abrir caminos de acceso a los garajes, despejando la nieve con una pala y echando sal sobre la superficie limpiada.

Si el coche está aparcado en la calle, retirar la nieve ahora que está blanda porque cuando se congele, se pondrá dura y será más complicado retirarla.

Si tiene que salir de casa...

El consejo es evitar salir de casa si no es necesario y si es obligado hacerlo, abrigarse bien con ropa y calzado adecuados.

Intentar no acercarse a zonas donde hay riesgo de desprendimiento y recordar que además de nieve se pueden formar placas de hielo en tejados y árboles.

Mantener cargada la batería del móvil y no utilizar el vehículos propio sin cadenas o neumáticos adecuados.

Tened cuidado con el hielo. 


¿Qué daños cubre el seguro tras una gran nevada?


Desde 2016 todos los vehículos están cubiertos por el Consorcio de Compensación para los daños materiales producidos por riesgos extraordinarios. 

Lo que el sábado comenzó con juegos en la nieve y peleas de bolas, el domingo pudo que se convirtiera para algunos en destrozos. Las bajas temperaturas de la noche han convertido gran parte de la nieve en placas de hielo que, acumulada en las cornisas de los edificios, han caído sobre coches, motos o algunas casas. Desde Mapfre aseguran que los daños por nevada son «uno de los problemas más comunes del invierno» en algunas regiones de España, aunque en esta ocasión haya sido mayor de lo habitual y en zonas poco acostumbradas a ello, como Madrid.

Es fundamental contar con un seguro de hogar para estar protegido frente a los desperfectos que haya sufrido la casa o las pertenencias, pero hay que saber qué cubre exactamente esa póliza. Eso sí, desde la aseguradora explican que a diferencia de otros fenómenos atmosféricos como el viento o la lluvia, «en el caso de la nieve normalmente no es necesario que se cumplan unos límites mínimos de cantidad para reclamar al seguro de hogar».

Otro de los siniestros más habituales de estos días es la caída de árboles sobre un coche aparcado en la calle. Estos daños no son responsabilidad de la aseguradora del vehículo, sino del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), una institución pública adscrita al Ministerio de Asuntos Económicos que se financia a través de una cuota que pagan todos los asegurados en sus pólizas. El CCS es el que se encarga de pagar a los afectados por inundaciones, tempestades atípicas, terremotos y maremotos, entre otros casos.

Si los daños son sobre las lunas del coche, la reparación suele estar cubierta por el seguro ya que, en este caso concreto, las aseguradoras no suelen excluir causas naturales. Si los desperfectos han sido causados por la caída de una rama o un árbol sobre el vehículo, la responsabilidad será del propietario del terreno, que suele ser el Ayuntamiento.

Es importante comunicar cuanto antes a las aseguradoras los daños materiales y la solicitud de indemnización, llamando por teléfono para que informen de todos los pasos a seguir, ya que cuanto menos tiempo transcurra entre los daños y la solicitud, antes se hará la tramitación.

En cuanto a daños personales, como si andado por la calle nos resbalamos y nos lesionamos a causa del hielo que se está acumulando en la calzada, si se tiene contratado un seguro de salud atenderá con total normalidad, al igual que si se tiene un accidente con el coche a causa del hielo o la nieve acumulada en la carretera.


Fuentes: lp provincias y el independiente.