¿Tienes un fregadero de granito o resinas y no sabes como limpiarlo? Ponlo a punto con estos consejos

18.05.2020

Los fregaderos de resinas me encantan porque son muy higiénicos y no se rayan, pero si no les haces un mantenimiento adecuado, se deterioran al igual que cualquier otro material. Si te gusta que tus cosas se vean como nuevas, seguro apreciarás estos consejos. 

En casa tengo uno de la marca Schock, que es por defecto la marca de fregaderos de este tipo que vendemos en TOMATO. El mío es de color blanco, y muchos clientes me preguntan siempre si no se deterioran, y la verdad es que el mío está perfecto. El blanco sigue intacto y no está rayado. He pasado alguno que otro susto y he pensado que lo mismo, tú también. Aquí te dejo algunos consejos que he recabado de la misma marca. 

1. Mi fregadero procuro limpiarlo como si fuese un plato más. Siempre, lo limpio al terminar cada ronda de lavado, o sobre todo por la noche. Incluso, lo seco. Es una costumbre que tengo desde que me enteré que un fregadero puede llegar a estar más sucio que un inodoro.  Por ende, mi recomendación, así tengas un fregadero de granito o de acero inoxidable, es mantenerlo limpio. Incluso un fregadero de acero inoxidable se mancha, y será mucho más fácil mantenerlo si su limpieza entra dentro de tus hábitos de higiene. Evita dejar comida almacenada en la cesta del desagüe o en el fondo del mismo, ambas cosas pueden acabar manchando la superficie. Ten cuidado con alimentos que manchen o bebidas como el vino o el café, ya que si se quedan en la superficie un largo período de tiempo, podrían mancharlo (y esto aplica a las encimeras también).

  2. Hay ollas que al entrar en contacto con la superficie del fregadero, lo rayan. No entres en pánico, puedes limpiarlo con el estropajo, agua y jabón. En mi experiencia, si lo limpias apenas ha sucedido la raya es más fácil quitarlo, si dejas que pase un tiempo, es más difícil quitarlo, pero sale. 

3. Si por lo que sea, te has despistado, tuviste un mes complicado, has tenido visita, o cualquier circunstancia que ha hecho que seas menos meticuloso con la limpieza del mismo, y notas que está más opaco, o si es de color claro, que tiene una película de sucio que no logras quitar con el estropajo, puedes recurrir a un borrador mágico. Son unas esponjas muy prácticas que te sacan de apuros. Recuerda que la esponja debe estar húmeda y que no debes torcerla al escurrir para evitar que se dañe. 

4. Y ya por último, un truquillo que me ha dado Jose Barceló, comercial de la marca en Madrid, es usar un producto que se llama CIF. Es maravilloso, lo deja como nuevo. Lo uso de vez en cuando para mantenerlo. Los hay en varias presentaciones, puedes usar la que más se adapte a tus rutinas. 

5. Depende del modelo, hay piezas que puedes desmontar, si es así, aprovecha de desmontarlas porque seguro se acumulará un montón de suciedad. Busca también en nuestro blog como limpiar el sumidero de tu fregadero y mantén tu cocina libre de gérmenes. 

Con estos trucos podrás mantener tu fregadero de resinas como el primer día. Eso di, ten cuidado con los accesorios de acero inoxidables, que son los que generalmente acaban rayados o estropeados por el uso. Pero tu fregadero, seguirá como nuevo.