Diferencias entre los distintos tipos de encimeras de cocina

22.01.2020

¿Cuál es la mejor opción para una encimera de cocina? En la actualidad hay diferentes opciones de materiales que pueden utilizarse en las superficies de cocinas de encimeras; de hecho, hay tantas opciones que a veces los compradores suelen agobiarse sin saber que material elegir. Realmente no podemos decirte que un material sea mejor que otro, ya que la decisión ideal se verá condicionada al suplir las diferentes necesidades que surjan en un proyecto. 

A continuación enumeramos diferentes materiales y un resumen de características que creemos podrán serte de utilidad. ¡No lo olvides! En TOMATO podemos suministrarte cualquiera de ellas, si lo necesitas, puedes pedirnos un presupuesto sin compromiso.

CUARZO Y RESINAS: esta opción se ha convertido en un clásico en muchas casas españolas. Hay diferentes marcas que fabrican estos materiales, se suelen servir en grosores de 2 y 3 cm de espesor, existe posibilidad de tallar escurridores en la superficie, no son resistentes al calor y pueden llegar a mancharse, aunque no tenemos constancia de ello. También es importante acotar que pueden "picarse" lo cuál es un defecto que se debe a la dureza de los mismos, y le puede pasar a muchos otros tipos de revestimientos similares, la buena noticia es que casi siempre se pueden arreglar. No están compuestas por 100% cuarzo, sino que son una mezcla de partículas de cuarzo natural con resinas.


PORCELÁNICOS: ¡nos encantan! estos materiales permiten trabajar un grosor más fino, hasta de 9 mm. En general, tienen acabados muy bien logrados y algunas marcas o modelos son resistentes al calor. Poseen diferentes acabados, alguno de ellos son mates, brillos, lisos o con textura. Permiten realizar el pulido para la instalación de fregaderos bajo encimera; sin embargo, no es posible o recomendable realizar los tallados en la superficie a modo de escurridor ya que podrían mancharse.

PIEDRAS NATURALES: ¡la guinda del pastel! Hoy día se pueden conseguir granitos espectaculares, y lo que más nos gusta, es que cada pieza es única. ¡Cuidado! Si eres un amante de la perfección, lo mejor será que recurras a un porcelánico o material similar con acabados de piedras naturales. Si eres amante de las piezas únicas y diseños de autor, esta opción es para ti. La resistencia del granito es exquisita y tolera perfectamente el calor. Los hay para todo tipo de gustos y bolsillos. Hay algunas piedras de producción nacional y otras que podrán traerse desde el exótico Brasil. La experiencia de mirar cada tablero de piedra y elegir aquel con el que te sientas identificado es gratificante y te conectará aún más con tu cocina. Te advertimos, que aunque el mármol es precioso, no se recomienda para instalarse como encimera de cocina.

MADERA: es una opción muy acogedora, dependiendo de cómo se trabaje, aportará un toque clásico y/o moderno al diseño. En una cocina bien ventilada es capaz de purificar el aire y regular la humedad, entre otras propiedades saludables. Es cierto que tiende a deteriorarse y necesita de un mayor mantenimiento que los materiales arriba mencionados, pero también es conocido que después de determinado desgaste, si la has cuidado bien, al lijarla vuelve a quedar perfecta. Las hay disponibles en diferentes grosores y variedades.

LAMINADOS SINCRONIZADOS: en TOMATO solemos usar tableros hidrófugos para dar más resistencia a este tipo de encimeras. Funcionan adecuadamente, además con los avances de las tecnologías suelen imitar bastante bien los diferentes acabados. No siempre son una solución económica, ya que a veces pueden llegar a competir con algunas gamas de resinas. Cuando se trabajan en paños completos, sin uniones suelen ser una buena opción; sin embargo, en caso de requerir un accesorio para dar continuidad a los paños, las opciones que hay en el mercado para este tipo de soluciones, no son muy estéticas y/o higiénicas. 

MICROCEMENTO: es una técnica o revestimiento que ha cobrado mucho peso en el mundo de los interioristas en la actualidad, estéticamente queda muy agradable a la vista. En nuestro caso hemos tenido muy mala experiencia con este revestimiento ya que las encimeras tienen muy poca resistencia al uso diario y arreglarlas suele ser complicado además de costoso.

ALICATADOS: es un clásico que ha vuelto. Las juntas entre piezas pueden llegar a ser tediosas a la hora de limpiar y ser más sensibles al desgaste, pero cuidándose de forma correcta y con una buena instalación quedan geniales. Se limpian muy bien. Recomendamos esta opción para cocinas grandes, ideales al momento de conjugar distintos materiales principalmente para la zona de lavado y una diferente para la zona de preparación.

ACERO INOXIDABLE: para cocinas con un alta demanda es muy buena opción. Se puede integrar el frente de encimera y la encimera en una misma pieza, desapareciendo así la típica junta de silicona. Es sensible a los arañazos, no obstante estos terminan siendo parte de su encanto natural.

CRISTAL: aunque es una opción muy usada por algunos modernistas, la recomendamos para cocinas con poco uso, o partes de la cocina que sean más decorativas.

CORIAN: tienen un aspecto muy minimalista y estéticamente limpio. Requieren de cuidados y mantenimiento constante, ofrecen la posibilidad de unirse en una sólo pieza; por ejemplo, el fregadero y la encimera. Si se necesita o se requiere dar formas complicadas es una muy buena opción. Se puede integrar luz y al hacerse a medida, permite un diseño muy amplio.