IDEAS PARA EVITAR QUE SE CONGELEN LAS TUBERÍAS

13.01.2021

Hemos empezado a recibir llamadas para solucionar este tipo de incidencias. Se nos ha ocurrido hacer este post para que intentes prevenirlo. Algunas soluciones son a corto plazo, y otras más definitivas. 

¿Qué es peor que un gran desastre de mantenimiento en tu vivienda? Prueba varios grandes desastres al mismo tiempo. Cuando se congelan las tuberías de agua de una casa, la situación no es tan simple como llamar a un fontanero. En caso de necesitar ayuda, estaremos encantados de ayudarte. Una grieta de un 1/8 de pulgada en una tubería puede arrojar hasta 946 litros de agua por día, causando áreas inundadas, daños estructurales y la inmediata posibilidad de aparición de moho.

Las tuberías de agua congeladas son un problema tanto en áreas climáticas frías como cálidas, afectan a un cuarto de millón de familias cada invierno y puede pasar tanto en viviendas con tuberías de plástico, como de cobre. Es demasiado común, especialmente porque los daños pueden prevenirse. Si vives en una zona muy fría o propensa a heladas, cambiar a tubería multicapa puede ser una buena opción para otorgar algo más de resistencia. 

Además de las medidas de precaución comunes, estos pasos podrían evitar que tus tuberías conviertan tus noches heladas en una costosa y molesta calamidad.

Consejos para ayudar a prevenir que se congelen las tuberías

Las tres causas principales por las que se congelan las tuberías son: el bajón rápido de temperatura, aislamiento deficiente y los termostatos programados demasiado bajos. Puedes preparar tu vivienda durante los meses más cálidos.

  • Pon aislamiento a las tuberías en el semisótano y ático de tu vivienda, incluso si vives en una zona climática donde la congelación no es común. Las tuberías expuestas son más propensas a congelarse. Recuerda, mientras más aislamiento utilices, más protegidas estarán sus tuberías.
  • Puedes utilizar cinta térmica o cables de calor controlado por un termostato para envolver las tuberías. Asegúrate de usar productos que te recomienden los expertos, certificados y de buena calidad, además de usarlos solo para el uso especificado (exterior o interior). Sigue detenidamente todas las instrucciones de instalación y operaciones provistas por el fabricante. Es bueno combinarlo con un termostato.
  • Sella las rendijas que permiten el ingreso del aire frío al interior, cerca de donde están ubicadas las tuberías. Busca rendijas que dejen entrar aire en torno al cableado eléctrico, las salidas de ventilación de la secadora y las tuberías, y usa masilla o aislamiento para que no entre el frío. Cuando el frío es severo, una pequeña abertura puede permitir que ingrese suficiente aire frío como para congelar una tubería.
  • Antes de que llegue el invierno, desconecta las mangueras de jardín y, si puedes, utiliza una válvula interior para cortar y drenar el agua de las tuberías que van a los grifos exteriores. Esto disminuye las probabilidades de congelación en la parte corta de la tubería que está dentro de la casa.
  • Un chorrito de agua fría y de agua caliente puede ser todo lo que necesitas para que las tuberías no se congelen. Deja el agua tibia goteando durante la noche, de preferencia de un grifo que se encuentre en una pared exterior.
  • Mantén el termostato en la misma temperatura durante el día y la noche. Tal vez tengas la costumbre de bajar la calefacción cuando duermes, pero los descensos adicionales de temperatura -que son más comunes durante la noche- podrían tomarte desprevenido y congelar las tuberías.
  • Abre las puertas de los gabinetes para permitir que el calor llegue a las tuberías que no están aisladas, debajo de los fregaderos y electrodomésticos cerca de las paredes exteriores.

Maneras de ayudar a prevenir que se congelen las tuberías mientras estás de vacaciones

Viajar durante los meses de invierno puede ayudar a romper tu rutina, pero no te olvides de tus tuberías antes de irte. ¿Qué puedes hacer?

  • Programa el termostato en tu vivienda en no menos de 55 °F (12 °C). Además, asegúrate de reemplazar la batería de tu termostato.
  • Pídele a un amigo o vecino que revise tu casa diariamente para asegurarse de que está lo suficientemente cálida como para evitar el congelamiento.
  • Cierra y drena el sistema de agua. Toma en cuenta que, si tienes un sistema de rociadores de protección contra incendios en tu vivienda, podría desactivarse cuando cortes el agua.

Tus tuberías se han congelado, ¿Qué puedes hacer?

¿Y si se congelan las tuberías, a pesar de haber tomado las mejores medidas preventivas? En primer lugar: No te alarmes. El hecho de que se hayan congelado no significa que se hayan roto. Puedes hacer lo siguiente:

  • Si abres los grifos y no sale agua, déjalos abiertos y llama a un fontanero. Si quieres llamarnos estaremos encantados de ayudarte. 
  • No utilices aparatos eléctricos en áreas con agua estancada. Podrías electrocutarte.
  • Nunca trates de descongelar una tubería con una antorcha u otra llama abierta porque puedes provocar un incendio. ¡Es preferible un daño causado por el agua que a que se queme tu casa!
  • Es posible que puedas descongelar una tubería con el aire caliente de un secador de pelo. Comienza por calentar la tubería lo más cerca posible del grifo, continuando hacia la parte más fría de la tubería.
  • Si ya se han roto las tuberías, cierra la llave de paso principal del agua en la casa; deja los grifos abiertos. Asegúrate de que todos en tu familia sepan dónde está la llave de paso del agua, y cómo se abre y se cierra.

Proteger tus tuberías es uno de los pasos para preparar tu vivienda para el invierno. Nuestra mayor recomendación es que busques ayuda de profesionales en caso de tener problemas de este tipo.