Pintar la fachada de ladrillo ¿es una buena idea?

30.06.2020

Si tu hogar tiene un exterior de ladrillo y estás listo para dar un aire más relajado a la fachada, te contamos que las superficies exteriores de ladrillo pintadas pueden verse increíbles, pero también pueden ser un gran compromiso. Primero debes pensar que es un estilo al que estás optando por un largo plazo. Luego, debes considerar cuanto mantenimiento estás dispuesto a hacer. Ya sea que decidas pintar los ladrillos exteriores o no, el material agrega mucho encanto, sofisticación y atractivo intemporal a la fachada de una casa. Por lo general, es la relación es win - win y los clientes que toman esta decisión. Te dejamos algunas notas para que las tengas en cuenta en caso de estar pensando el pintar la fachada de ladrillo de tu hogar.

Principalmente es relativamente fácil, es cierto que el ladrillo debería tratarse de una forma profesional, hablando desde una buena limpieza y secado, como la reparación de cualquier imperfección antes de dar la capa de pintura. 

Pintar el ladrillo exterior es una manera perfecta de actualizar el aspecto cansado de un hogar y obtener algo moderno y elegante. Considera usar colores originales como un negro audaz, banco o gris, lograrás que un exterior anticuado se sienta instantáneamente a la moda. 

Lo bueno de esta técnica, es que si has preparado bien el ladrillo base, esconderá todas las imperfecciones. 

Ahora bien, si tu intención es mantener la fachada fresca y brillante como la de las fotos, debes tener en cuenta que deberás hacer mantenimiento regularmente. Desde retocar la pintura hasta hacer lavados a presión para mantener brillante. Los colores oscuros pueden ser mejor opción que los claros, si el mantenimiento excesivo no está en tus planes. 

En caso de que te arrepientas, quitar la pintura puede resultar exageradamente difícil, dada la porosidad del ladrillo. 

Si esta es la opción que elijes, asegúrate de estar seguro.