Reforma e integra un gimnasio en casa

30.06.2020

Parece que la tendencia de muchos es crear una oficina en casa, pero estoy segura que muchos otros se han dado cuenta en medio de este confinamiento que necesitan un espacio para ejercitarse en casa. Nos han llegado muchos casos de gente que ha tenido que transformar su salón o comedor en gimnasios. Para todas aquellas personas con voluntad de hierro, os va este post. 

El confinamiento nos ha llevado a diseñar un bar en casa, una oficina, un salón de juegos o multiusos, una sala de cine, pero hemos recibido ya dos propuestas para integrar estudios de entrenamiento completo, debido a la limitante del confinamiento y los aforos, tranquilos,  no hay muchos vacíos que un sótano bien diseñado no pueda llenar. De hecho, si alguna vez anhelaste un gimnasio en casa que te quitara todas las excusas para saltarte tu entrenamiento matutino, estás de suerte. Sí, puedes transformar tu sótano en un estudio de entrenamiento sin tener que renunciar a un solo pie cuadrado tu habitación, oficina o saló-comedor. ¿Y la mejor parte? Puedes diseñarlo para que sea un espacio en el que realmente disfrutes pasar el tiempo. Desde la incorporación de cómodos sofás para una "sala de descanso" hasta la incorporación de puertas plegables para un ambiente ligero y fresco. Las posibilidades son aparentemente sin fin. Entonces, ya sea que esté buscando un retiro de fitness de lujo o buscando inspiración con un presupuesto apretado, lo tenemos cubierto con estas ideas para integrar un gimnasio en casa. 


1. ¡Mezcla! Así es, para clavar el look te recomendamos mezclar materiales y áreas de trabajo. Podemos integrar en el mismo espacio madera, hormigón, espejos, diferentes tipos de luz, con un área para cardio, un área de pesas, y ¿por qué no? Una pared de escalada o una mesa de billar. 


2. Las puertas correderas o los paneles de cristal pueden ser una excelente forma de separar el espacio. Son dos conceptos diferentes, o bien puedes aislar este área del resto de la casa, o convertirlo en una sala de exhibición. 


3. Usa revestimientos en las paredes que sean resistentes a los golpes. Incorporar una ventilación mecánica también puede ser una buena opción. La iluminación también es clave para el efecto que quieras lograr.


4. Crea una zona de descanso dentro de las zonas de trabajo. 


5. Si reformar totalmente el espacio no está dentro de tu presupuesto, puedes pintar el suelo y las paredes con pintura epoxi. Elige colores claros para dar un toque fresco. 


6. Integra en el espacio baldas o espacio de almacenaje. 


7. Instala ventanales plegables, y disfruta del exterior en la comodidad de tu hogar.